miércoles, 30 de octubre de 2013

RE: Clima laboral mejorable en la administración española

Publicado

Date: Wed, 30 Oct 2013 21:46:34 +0000
From: mail@riesgospsicosociales.ning.com
To: drgabrielmott@hotmail.com
Subject: Clima laboral mejorable en la administración española

Cuerpo del mensaje

Clima laboral mejorable en la administración española  

En España  existen más  de dos millones de funcionarios dirigidos  por unos treinta mil altos cargos, que deciden sobre dos millones de expedientes anuales, lo que da lugar a tensiones o desencuentros, que provoca un  clima laboral mejorable en la administración española  

Visión de la Administración pública del funcionario y del cargo político

La especialidad de la relación entre funcionario y autoridad, que la distingue de la relación entre un jefe y un empleado de empresa privada,  deriva de su diferente posición y visión de la Administración pública, que por lo general podemos simplificar así:

el político tiene por metas fines políticos; el funcionario se ocupa del camino  y la gestión; el político debe su cargo al partido y el funcionario a un procedimiento selectivo bajo mérito y capacidad; el político estrena el cargo  con fecha de caducidad y el funcionario ocupa su puesto con estabilidad; el político desconoce la normativa pública y el funcionario conoce las consecuencias de incumplirla; el político considera el cargo como un escenario mediático para cosechar votos y el funcionario trabaja discretamente tras las bambalinas; el político novicio suele entrar como un caballo en una cacharrería y el funcionario novicio cree con fanatismo en la Administración transparente, imparcial y eficaz; el político veterano se ha convertido en zorro astuto y el funcionario veterano en tranquilo erizo.

Conductas  más comunes de los políticos poco eficientes que ejercen como directivos públicos

1. Aquí mando yo

Modo drástico de zanjar polémicas o de cortar por lo sano la sugerencia o criterio del funcionario. Subyace una concepción feudal de la Administración en que las cosas deben hacerse, quiérase o no, por el principio de autoridad.

 2. No sabe con quién habla ( o " Se va a enterar de quién soy yo")

El viejo resabio de recordar la autoridad, a veces se vuelve amenazador en tiempos de democracia, en boca del alto cargo. Tras esas palabras puede venir un via-crucis en la vida del funcionario: no se promocionará, no recibirá cursos de formación, se le negarán los permisos...etc. Al borde del mobbing.

Mas información

Visitar Mobbing Bullying America España en: http://riesgospsicosociales.ning.com/?xg_source=msg_mes_network

 
Para controlar los correos que recibes en Mobbing Bullying America España, pulsa aquí