jueves, 16 de mayo de 2013

Manipulación política en contra de la Policía Nacional


CENTRO DE OFICIALES RETIRADOS DE LAS FUERZAS ARMADAS

Av. 18 de Julio 1516 Apto. 301 – Telefax: 24026679 - 240024
Montevideo, 15 de mayo de 2013.
Retransmitimos.
(Las declaraciones y/o posiciones divulgadas a través de los documentos o artículos reenviados diariamente, no significan, necesariamente, que sean avaladas por el C.O.R.FF.AA., son de entera responsabilidad de sus autores y su difusión sólo es a los efectos de mantener informado al asociado).
                            “Estamos como estamos, porque somos como somos”
                                                      Montevideo, 14 de Mayo de 2013
COMUNICADO DE PRENSA
Ante los graves insucesos que han estado ocurriendo en los últimos dias, y que tienen como uno de los principales protagonistas a la Policía Nacional, el Círculo Policial del Uruguay hace saber a la opinión pública:
1- Que se viene llevando a cabo una manipulación política en contra de la Policía Nacional y sus integrantes por parte de las actuales autoridades del Ministerio del Interior, con el fin, tal vez, de generar las condiciones para transformar a la Policía del Estado Uruguayo, en la Policía del Gobierno.
2- Se desinforma permanentemente a la sociedad, no diciendo la verdad o diciendo medias verdades lo que es aún  peor, como en el caso de la Seccional 14°.
3- Se ha colocado una mordaza de miedo, mediante amenazas, traslados, separación de cargos y denuncias  penales al personal policial, para que no informe la realidad sobre las causas por las que no puede brindar un verdadero servicio de seguridad a la población, lo que muchas veces es responsabilidad de la politización exacerbada de la función policial y por otro lado se ha instalado un candado político a la información, mediante un decreto de limitación de información institucional y operativa.
4- Se ha mediatizado y politizado permanentemente el servicio policial, al extremo que el Sr. Ministro se ha transformado en un súper jefe de policía y único vocero de la Policía Nacional.
5- Se ha manipulado la información de tal forma que, antes de siquiera darles las mínimas posibilidades de defenderse, se han defenestrado y sometido al escarnio público a dos Oficiales Superiores Sub Jefes de Policía, por supuestos actos de corrupción, y a dos años de ello, no se les ha sancionado, ni la Justicia ha encontrado elementos para procesarlos.
6- Se ha amenazado a los Comisarios, que no pueden decir que “no tienen vehículos” pero casi la mitad de la flota vehicular de la jefatura de Montevideo, ha estado fuera de servicio, por el imprudente cierre de los talleres  policiales (CAYMA). Cuando “una vaca no da leche se cambia al ordeñador, pero no se mata a la vaca”.
7- Se argumenta corrupción en la Policía, y se pone como ejemplo el CAYMA, pero a casi dos años de su cierre y separaciones del cargo, sumarios y sometimiento a la Justicia, ningún policía ha sido sancionado, ni la Justicia ha encontrado méritos para procesar a nadie, sin embargo se somete diariamente a dichos policías al escarnio público sin pruebas.
8- Se han anunciado denuncias penales y separación del cargo contra los policías de la Secc. 14°, hecho que recién se efectivizó el día viernes 10 de los corrientes,  o sea 10 dias después del anuncio ministerial, basando la medida en que se le dijo desde la Seccional a una usuaria que se carecía de vehículos para concurrir en su ayuda, pero no se dice la verdad, que en realidad la llamada de la usuaria, se recibió primero en el servicio 911, desde donde se derivó a la Comisaría, cuando quien debería haber enviado un patrullero en forma inmediata, por disponibilidad, hubiera sido el 911. Tampoco se dice que fue la usuaria la que  ofreció ir a buscar a los policías en su vehículo y no que los policías le pidieron que los fuera  a buscar. Se basa la denuncia en que un patrullero estaba a once cuadras del lugar, pero no se dice que no era un patrullero, ni se explica de quien era, ni porqué estuvo allí desde 22.00 a 08.00 del día siguiente sin patrullar. En tanto sí se libra un comunicado ministerial haciendo saber que la Secc. 14° tiene asignados 19 vehículos, pero no se detalla cuantos estaban realmente en la calle de servicio, cuantos estaban fuera de servicio por roturas, ni cuantos están parados en la Comisaria por carecer de conductores.
9- Se hace un abuso mediático de todos los temas que tienen que ver con la seguridad y con la Policia, como cuando se realizó un allanamiento en la Seccional 3° para detener a dos policías y se convocó a la prensa para mediatizar el hecho, cuando en realidad se debería haber citado a dichos policías al despacho del Jefe y listo, sin embargo para “dar una señal contra la corrupción” se usó a la Guardia Republicana (lo que se ha hecho costumbre) para operar en una Comisaría, como si fuera la guarida de delincuentes de algún asentamiento.
10- Se le han dado superpoderes a la Direccion de Asuntos internos, que con total falta de ética y respeto, allanó con la Guardia Republicana los domicilios de varios policías, donde se cometieron una serie de abusos, (rotura de mobiliario, cortes de sillones y sommiers, etc.) basados en la denuncia de un narcotraficante preso en el Comcar, sin que se encontrara nada que pudiera probar la infundada denuncia, ni que incriminara a los policías. En tanto para “tapar” dicho abuso, sugestivamente comenzaron a “llover denuncias mediatizadas”, sobre distintos procedimientos policiales, de los cuales no ha resultado ningún procesamiento, como también es costumbre.
11- Se habla mediáticamente de boicot y confabulaciones de los mandos y del personal policial, para desviar la atención sobre  la incapacidad manifiesta de solucionar el problema de la seguridad pública, reconocida por los propios actores que han “desfilado” por dicha Secretaría de Estado,  y de manejar a la Institución Policial, a partir de la politización de la misma, de la falta de apoyo y respaldo a los policías, y el acoso permanente, como se detalla puntos arriba.
12- Se toma como argumento para hablar de boicot, un hecho puntual ocurrido recientemente en la Jefatura de Policía de Montevideo, cuando el comando dispuso que dos oficiales superiores de la misma, cumplieran tareas que no les correspondían a sus jerarquías, (hacer controles en la calle, pasar revista y pedir documentos) y como hicieron cuestionamientos a la orden, fueron inmediatamente separados de sus cargos, desde la prepotencia y el desconocimiento de las jerarquías. Vale decir que hay que callarse la boca aunque se violen los derechos, so pena de recibir inmediatamente una represalia y que se use la situación para argumentar supuestos complots, confabulaciones y como forma de disfrazar otras carencias.
13- El Círculo Policial del Uruguay, respalda a todos los policías que trabajan dedicada, comprometida, sacrificada y honestamente, cada día para brindar seguridad a la población, se solidariza con los que recurrentemente son denostados públicamente como corruptos, sin que se aporten pruebas y sin fallos judiciales que lo justifiquen.
14- Desmiente la existencia de boicots o confabulaciones por parte del personal policial, ya que el mismo está absolutamente sometido y subordinado al poder político, más allá de que éste se equivoque reiteradamente tanto  en el manejo de la Institución y como de la Seguridad Publica.
                                                                                                                                                                                                                                                                    La Comisión
-- 
Siempre es, a último momento, un pelotón de soldados el que salva la civilización.  
OSWALD SPENGLER
 
Carlos A. Silva Valiente