domingo, 5 de diciembre de 2010

LA IGNORANCIA COMO APUESTA A LA ETERNIZACIÓN POLÍTICA. UNA NOTA IMPERDIBLE.

"Cuando volví a la dirección del Bauzá tuve un shock emocional: los liceos están vacíos" Dra. Graciela Bianchi.

La ex secretaria administrativa del Codicen, que en julio renunció a ese cargo de confianza, retomó la dirección del liceo Bauzá, uno de los más grandes del país y que había dirigido ente 1994 y 2005. La docente quedó alarmada por la reducción de la matrícula del liceo, que pasó de 6.800 alumnos en 2005 a 3.500 en la actualidad, y por el problema de deserción, que alcanza el 64% en el nocturno y 44% en el diurno. Dijo que los alumnos "se acostumbran a no ir a clases" porque desde el plan de estudios 2006, "prácticamente no hay límite de inasistencias". Habló de las actitudes "autoritarias" del gobierno y de la reacción de la izquierda a su renuncia.

Por Pilar Besada

- En afirmaciones recientes a la prensa usted dijo que corroboró el estado de deterioro total de la educación pública al regresar a la dirección del Bauzá. ¿Tuvo repercusiones negativas en el liceo?

- No, porque la inmensa mayoría de los docentes está totalmente de acuerdo conmigo. Los docentes es como que fueran cirujanos que tuvieran 10 operaciones por día y se le murieran los 10 pacientes. En el primer ciclo es imposible trabajar. Algunos alumnos no saben escribir el nombre, son los que le llaman el "pasaje social" de Primaria. Y en el segundo ciclo se requiere un grado de abstracción que no condice con la poca formación que tienen los alumnos, y que traen de Primaria. Hay que desmitificar que Primaria funciona bien. Acá el problema es general, de Primaria, Secundaria, UTU y Formación Docente. Y hemos fallado absolutamente en todo.

- ¿Cómo vivió el retorno a la dirección del Bauzá luego de seis años?

- El día que retomé el cargo, el 26 de octubre a las 8.30 de la mañana, fue un shock emocional. Recordar lo que eran los alumnos que bajaban de los ómnibus, cantidades tan enormes de alumnos que se tenía que cortar la calle. Y ese día el liceo estaba vacío. No había estudiantes. Algunos que merodeaban por ahí. Yo preguntaba si alguien les controla las inasistencias, y me dijeron que no importa, que igual salvan con muchas faltas. Ahí me empecé a enterar de la caída de la matrícula estudiantil. Lo había visto en las estadísticas del Codicen, pero otra cosa es cuando estás en las trincheras y lo ves. Ahí sentís el golpe de la ausencia.

- ¿Cuánto bajó la matrícula desde que usted se fue?

- Cuando me fui en el 2005, había 6.800 estudiantes matriculados, 118 grupos. Ahora que volví, no llegamos a 3.500 estudiantes matriculados, con 102 grupos, y se van a bajar el año que viene. Es más, yo pedí que se sacara el turno vespertino porque es un despilfarro tener un liceo de cuatro turnos cuando no tenemos alumnos.

- ¿Cuál es el nivel de deserción?

- En el nocturno del Bauzá hice un estudio estadístico de la deserción: es del 64%, a pesar de lo permisivo que es el plan. Y en el diurno, adonde hay 82 grupos, la deserción es del 44%. Y estamos hablando que pueden aprobar con más de 25 faltas.

- ¿Esta es una situación general en toda Secundaria?

- Según cifras oficiales, la educación media superior, en los últimos dos años a nivel nacional, perdió el 30% de la matrícula. Secundaria está pensando en bajar a liceos de segunda categoría (de menos de 1.300 estudiantes), al IAVA, el Zorrilla o el Miranda. Están vacíos.

- ¿Cuál considera que es el problema central en los liceos?

- En Secundaria hay un problema de desinstitucionalización, donde no aparece claramente quiénes son las autoridades, la figura del director, el liderazgo. Todo vale. Desde el último plan de estudios, de 2006, los alumnos se acostumbran a no tener que ir a clase. No hay prácticamente límite de inasistencias.

- ¿Cuál fue la gota que colmó el vaso para que presentara su renuncia en el Codicen?

- Yo soy muy crítica desde la administración anterior. Fui aguantando, y alguna locura creo que paré. Sobre todo como abogada, porque las autoridades tenían la tendencia a considerar que el derecho es una dificultad para hacer las cosas, que los abogados ponemos palos en las ruedas. La gota que colmó el vaso fue la pérdida total de la esperanza de que con la nueva administración cambiara algo.

- ¿Cambiar en qué sentido?

- Cuando se seleccionaron las autoridades de la educación en la administración anterior, no se buscó la idoneidad técnica sino la pertenencia a determinados sectores políticos. Y en este período volvió a pasar lo mismo, y peor todavía. Veo claramente actitudes que son autoritarias. Me alegro que Ceres haya dicho este tipo de cosas. No sé si Ceres tiene color político, ni me importa. Pero yo ratifico que soy de izquierda. Nunca estuve de acuerdo en hacer las cosas por la fuerza, pero soy muy profunda en los cambios que quiero implementar.

- Supongo que desde la izquierda no están contentos con su actitud.

- Ninguna autoridad me llamó por mi renuncia, y eso que dije cosas fuertes. En los últimos años hubo una cuotificación política adentro del Frente para determinados sectores, léase MPP y Partido Comunista. Y los que tenemos independencia de criterio, aunque seamos frenteamplistas, no tenemos absolutamente ningún lugar. Que quede claro que a mí no me interesa ningún cargo. Yo lo tenía y renuncié. No soy la única que ha renunciado, renunció Rafael Paternain al Ministerio del Interior, Alejandro Zavala al Ministerio de Educación y Cultura y Conrado Ramos a la OPP. La crítica no se acepta, se entiende como una deslealtad. Y también veo que en los profesores hay mucho miedo.

- ¿Miedo de qué?

- De decir cosas, por las reacciones. Mucha gente me dice que tenga cuidado, que no digas cosas tan fuertes que voy a tener consecuencias. Yo sé que mucha gente valiosa está callada la boca para no tener problemas. Cuando renuncié recibí muchos llamados de colegas que se sienten representados por lo que digo, pero que están en ese estado de latencia que provoca la necesidad de contar con el sueldo para vivir. Por suerte no es mi caso.

- ¿Qué cosas cambiaron en el Codicen en los últimos años?

- Algo que ha crecido muchísimo en esta administración y en la pasada es el poder de los secretarios privados. Tanto en el Codicen como en Secundaria, los secretarios de los consejeros toman decisiones. Hablaban y opinaban y eso quedaba en actas.

"Los docentes necesitan un liderazgo de qué aferrarse"

Para la directora del Liceo Bauzá, Graciela Bianchi, los liceos públicos "son un enfermo que está en el CTI", por lo que "hay que hacer propuestas de cortísimo plazo".

En el Bauzá, el año próximo implementará un proyecto de mejoramiento educativo, en coordinación con los docentes, adaptado al contexto particular y a la comunidad educativa. "De alguna manera tenemos que sacar a los docentes del estado de desilusión y frustración en el que están", señaló Bianchi. "Lo que los docentes necesitan es un liderazgo pedagógico de qué aferrarse", comentó.

"Noto en los inspectores y en los docentes cierta inercia, una inercia de que todo está mal, que no tenemos posibilidades de mejorar", comentó.

Aunque aún no está elaborado, el proyecto del Bauzá podrá incluir "un régimen de evaluación completamente diferente al que está vigente", según la directora, "porque con el actual régimen de evaluación todo vale".

Para Bianchi, "la única manera de recuperar la confianza en la educación pública es entender que la educación es un trabajo, que requiere esfuerzo, disciplina y hábitos. Si no, la vamos a transformar en educación para pobres".

Dinero. Para Bianchi, el problema en la educación no es de dinero, sino de "falta de capacidad para gestionarlo".

En el Bauzá, la directora señaló que "actualmente hay un montón de dinero en la caja fuerte" que deberá devolver a Secundaria, aunque le recomiendan "que lo gaste".

Para Bianchi, "no se racionaliza" el dinero. "Yo estuve en el Codicen y sé muy bien el costo de las cosas. Lo que se paga por construcciones, lo que se despilfarra en las unidades de mantenimiento, lo que se despilfarra en alimentación", agregó.

"La educación pública es un gran árbol de Navidad al que le fueron agregando chirimbolos, cada vez más, hasta que hicieron tumbar el tronco. Y esos chirimbolos costaron millones de dólares", graficó Bianchi.

Perfil

Edad: 57 años
Estado civil: Casada, dos hijos.
Profesiones: Profesora de historia, abogada y escribana.

Referente en la educación

"Cuando volví a la dirección del Bauzá tuve un shock emocional: los liceos están vacíos"

Dra Graciela Bianchi.

Graciela Bianchi se desempeñó entre 2007 y 2010 como secretaria administrativa del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP); cargo de confianza al que renunció profundamente disconforme con las autoridades y para "no ser partícipe de la caída libre" de la educación pública, según afirmó en su renuncia. Entre 2005 y 2007 fue prosecretaria general de Secundaria, y entre 1994 y 2005 fue directora del Liceo Bauzá, el más grande del país.

Además de ser profesora de Historia por el IPA, Bianchi es abogada y escribana, y tiene un estudio en la Ciudad Vieja.

Es miembro del Consejo Consultivo de Enseñanza Terciaria Privada, que asesora al Ministerio de Educación y Cultura.


Ver además: