domingo, 20 de enero de 2008

Cuatro notas de Raúl Alayon

COORDINADOR ONG - CIPFE

Movimiento Uruguayo de los Sin Techo (MUST) - grito de los excluidos.
Presidente del Movimiento Uruguayo de los Sin Techo (MUST), Raúl Alayón

1).- acnur
2).- Estudio señala vivencias, desafíos y expectativas de la tercera edad
3).- PERU, HASTA CUANDO...

4).- que hacer con los menores que van camino a ser cronicidad


1).- acnur
[raul alayon escribió:]

El próximo martes 22 de enero, el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, firmarán en la sede del Acnur en Ginebra un convenio de colaboración que sumará los esfuerzos de ambas entidades para promover la educación y la integración de los refugiados a través del deporte.

El convenio, que tuvo su origen en conversaciones entre la entidad azulgrana, la representación del Acnur en España y el Comité Catalán del Acnur, tendrá una duración inicial será de tres años y contempla la puesta en marcha de actividades educativas y deportivas que en 2008 estarán dirigidas a niños y niñas refugiados que han sido acogidos en países tan distantes entre sí como Ruanda, Ecuador y Nepal.

De los cerca de 33 millones de personas en el mundo bajo el amparo del Acnur, más de 9 millones son jóvenes refugiados que se han visto obligados a huir de sus hogares a causa de la guerra o de la persecución. Muchos de ellos han vivido experiencias traumáticas siendo testigos de atrocidades, habiendo sufrido abusos, reclutamiento forzoso y otras violaciones de derechos humanos. El deporte y la educación son dos herramientas clave que ayudan a devolver cierto grado de normalidad en la vida de los niños y niñas cuando consiguen llegar aun país seguro, pero paradójicamente no siempre están a su alcance.

"Estas iniciativas deportivas nos ayudarán a reforzar los lazos de convivencia entre refugiados, retornados y comunidades locales" explica Agni Castro Pita, Representante en España del Acnur, quien participará asimismo en la firma del convenio. "Será una excelente oportunidad para trasladar mensajes contra la discriminación, para trabajar en la educación por la paz con un enfoque de género" añadió.

Tras abordar distintas áreas de trabajo con otras organizaciones de Naciones Unidas, el FCB, a través de su Fundación, ha querido poner su mirada ahora sobre uno de los colectivos más vulnerables para sensibilizar a la opinión pública posicionando a la Fundación FCB como la identidad social de la institución.
*****
[18-01-2008 raul alayon escribió:]
2).- Estudio señala vivencias, desafíos y expectativas de la tercera edad

Aracajú (Sergipe) es la primera de las capitales nordestinas en recibir hoy (17) la presentación del estudio "Ancianos en Brasil: Vivencias, desafíos y expectativas de la tercera edad", realizada en abril de 2006 por una asociación de cooperación de la Fundación Perseu Abramo con el Servicio Social del Comercio (SESC) de San Pablo y el Nacional. La presentación del estudio, junto con el lanzamiento del libro del mismo nombre, será realizado antes del día 24 también en Salvador (Bahía) y Teresina (Piauí).

Al analizar la percepción de los ancianos sobre la vejez, el estudio reveló que en respuestas espontáneas esa visión es positiva en el 69% de los entrevistados. Y la visión negativa está enganchada principalmente con la mayor incidencia de enfermedades y debilidades físicas a partir de la tercera edad.

De acuerdo con el estudio, la gran mayoría de los ancianos, más del 80%, nunca se sintió maltratada o discriminada al buscar tratamiento de salud, y del 12% que dijeron haber sufrido algún tipo de discriminación en esa situación, sólo el 4% alegó que eso ocurrió a causa de su edad.

En relación con un seguimiento de la salud de los ancianos, poco más de la mitad -el 51%- dijo que nunca recibió visitas de agentes de salud, y el 88% nunca recibió visitas de médicos del Programa Salud de la Familia (PSF). Entre el 48% de los que ya fueron visitados por agentes de salud, la mitad recibe visitas regulares de los agentes. Los médicos del PSF sólo realizan visitas regulares al 3% de los ancianos.

Cuando se les preguntó sobre la accesibilidad en las calles del país, el 35% de la población anciana dijo encontrar dificultades para andar en las ciudades donde viven. Las calles con pozos son el principal reclamo, 23%, pero también son criticadas la irregularidad de las veredas, la existencia de escalones y las calzadas estrechas. Según el estudio, en general, "las mujeres sienten mayores dificultad que los hombres para transitar por las calles de las ciudades donde viven, 40%, contra 29% entre los hombres".

La investigación señala además que la televisión es el principal medio de información y de obtención de conocimientos de los ancianos. Ese número, sin embargo, es igual al de la población de no ancianos: 65%. Pero la lectura de revistas, diarios, libros, están más presentes entre los no ancianos que entre los ancianos. Mientras que la radio, con el 32%, es un medio privilegiado para los mayores de 65 años.

El mercado de trabajo informal alcanza también a la población anciana. De acuerdo con el estudio, del 22 % de ancianos que componen la Población Económicamente Activa (PEA), el 11% ya están jubilados, sólo el 5% está en el mercado formal y la mayor parte, el 15%, está en el mercado informal, actuando fundamentalmente en forma temporal, haciendo changas (12%). Fuera de la PEA, el 21% de las ancianas se declaran amas de casa.

"De modo general la imagen de la vejez es más negativa que positiva -pero está lejos de ser sólo negativa, sobre todo en la perspectiva de la población anciana, que se da cuenta tanto de aspectos negativos como de los positivos por su condición. Hay conciencia de que existe un fuerte preconcepto social contra la persona anciana, al mismo tiempo que los ancianos evalúan que ser anciano en la actualidad es mejor que haber sido anciano o anciana en la época en que ellos eran más jóvenes", dice el estudio.
*****
[raul alayon escribió:]
3).- PERU, HASTA CUANDO...


PUCALLPA, Perú (IPS): Pobladores pobres de la localidad amazónica peruana de Orellana denunciaron a una empresa maderera por haber suplantado sus identidades para defraudar al fisco en compraventas ilegales por más de 200.000 dólares.

Los trabajadores afectados niegan haber participado de la estafa, aseguran que nunca vieron semejante cantidad de dinero y que todo fue fraguado por la empresa Consorcio Maderero.

La empresa usufructúa una de las 240 concesiones forestales otorgadas por la Intendencia Forestal y de Fauna Silvestre, que depende del Instituto Nacional de Recursos Naturales, en una región que concentra casi la mitad del total de autorizaciones concedidas en el país.

Orellana, a dos días de viaje por río desde la ciudad de Pucallpa, 850 kilómetros al noreste de Lima, se ubica en la región Loreto, que concentra una de las mayores riquezas naturales de la Amazonia, por su variedad de bosques y ecosistemas acuáticos.

Allí se encuentra la Reserva Nacional Pacaya Samiria, el área protegida de bosques inundables más extensa de la selva peruana y una de las más ricas en flora y fauna del país, que ocupa seis por ciento del territorio de Loreto y 1,5 por ciento de la superficie nacional.

La principal actividad económica de la zona es la extracción de madera, tanto legal como ilegal.

El 10 de diciembre, 10 habitantes de Orellana denunciaron a la empresa ante la Fiscalía Provincial Mixta de Ucayali, por haber utilizado sin su conocimiento copias de sus documentos de identidad para evadir el pago de impuestos.

Según la denuncia, la compañía utilizó sus identidades para reportar a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) que esas personas le vendieron cientos de piezas y tablillas de caoba por más de 200.000 dólares a lo largo de 2003.

Para acreditar las operaciones, Consorcio Maderero entregó a la Sunat documentos de las compras supuestamente hechas a los trabajadores, evitando así cumplir con parte de sus obligaciones fiscales, dijeron a IPS los perjudicados.

Estos no se enteraron de los hechos hasta que, a inicios de 2007 comenzaron a recibir notificaciones del Estado para que rindieran cuentas de operaciones comerciales "que nunca hicimos".

El secreto impositivo impide a la Sunat informar del caso. Pero una fuente relacionada con la entidad dijo a IPS que Consorcio Maderero es investigado por haber hecho abuso de la presentación de "liquidaciones de compra", que según los denunciantes fueron fraguadas.

Las empresas pueden documentar operaciones mediante "liquidaciones de compra" únicamente cuando el vendedor es una persona natural que no figura en el sistema tributario y vive en zonas geográficas de difícil acceso, perfil que correspondía a los trabajadores de Orellana.

Estas liquidaciones pueden ser presentadas a la Sunat como costos de inversión y, una vez aceptadas, reducen el monto de los impuestos que las empresas deben pagar por sus ganancias.

"La empresa nos pidió los documentos de identidad en 2003 para inscribirnos en el seguro social, cuando algunos de nosotros trabajábamos como cargadores de madera para el Consorcio", explicaron a IPS los afectados.

"Nos dijeron que querían nuestra identificación para asegurarnos contra accidentes, y como en Orellana no había fotocopiadora, teníamos que entregarles los documentos originales. A varios nos devolvieron los DNI (Documento Nacional de Identificación) después de un mes. No imaginábamos que iba a ser para algo malo", dijo a IPS Dennis Pizango, uno de los denunciantes.

Desde hace dos años, el trabajador vive con su mujer y cuatro hijas en una modesta habitación de cinco por siete metros en un barrio muy pobre de Pucallpa. Allí el Consorcio Maderero tiene su principal centro de operaciones sobre varias hectáreas de terreno.

"Yo no he vendido madera a esa compañía, han falsificado mi firma. Ni siquiera tengo una concesión forestal para hacerlo. ¿Acaso vivo como un gran empresario?", preguntó Pizango mostrando el documento con la imitación de su rúbrica, mientras sus hijas duermen sobre una tabla sostenida por ladrillos, que hace las veces de cama.

Él se enteró de su situación cuando fue notificado por evasión de impuestos a inicios del año pasado y se presentó a dar testimonio ante la Sunat.

Su esposa, Juliana Córdova, acusada del mismo delito, dijo a IPS que a mediados de 2006 una persona de la compañía le hizo firmar un papel en blanco que, según le dijeron, era necesario para que sus hijos también se beneficiaran del seguro social.

Ese documento fue usado por Consorcio Maderero para acreditar que "yo les vendí trozas de caoba", explicó.

De los 200.000 dólares de ventas que se atribuyen al grupo de pobladores, a nombre del matrimonio Pizango-Córdova están registradas operaciones por 138.800 dólares, casi 70 por ciento del total.

La cantidad, frecuencia e importes de estas liquidaciones de compra supuestamente emitidas por los pobladores de Orellana y presentadas por la empresa ante la Sunat, despertaron sospecha y dieron pie a la investigación de evasión tributaria.

Si bien en estos casos, el Estado tiene la facultad de "inscribir de oficio" a las personas naturales evasoras para que asuman el pago de los tributos adeudados, decidió no realizar el trámite después de escuchar sus declaraciones.

Además de las pruebas judiciales, Pizango y Córdova exhibieron su austera forma de vida, pues la familia depende de los 173 dólares mensuales que gana Dennis.

Su hermana, Markley Pizango, del grupo denunciante, dijo a IPS que entregó su documento de identidad a la empresa "en señal de apoyo porque por esos días corrió la voz de que las autoridades querían desalojar a la compañía" y tres de sus familiares realizaban labores para Consorcio.

Pero además, aseguró que la madera que se cargaba en Orellana para la empresa era ilegal y provenía de la Reserva Natural de Pacaya-Samiria. La compañía "también les hacía firmar papeles en blanco y pedía documentos a indígenas de la comunidad vecina Shetevo", agregó.

El diario peruano El Comercio informó en abril de 2004 que unas 150 personas de esa comunidad asaltaron una embarcación con 18.000 pies cúbicos de madera ilegal custodiada por personal policial y militar. El cargamento había sido incautado presuntamente al Consorcio Maderero y provenía de la Reserva Pacaya-Samiria.

"Nosotros negamos todo lo que afirman esos pobladores. En todo caso, las autoridades competentes serán las que determinen las responsabilidades", respondió a IPS el gerente general de la empresa, Leovigildo Guzmán Chávez, luego de resaltar que su compañía es seria porque exporta madera a Estados Unidos, México y China.

Si se comprueba la falsificación de las liquidaciones de compra, Consorcio Maderero habría incurrido en el delito de defraudación tributaria, que se castiga con hasta ocho años de prisión, informaron expertos consultados por IPS.

El titular de la Fiscalía Provincial Mixta de Ucayali-Contamana en Loreto, Julio César Barrientos, ya inició las investigaciones en coordinación con la Sunat y espera decidir en breve si archiva o admite la denuncia de los pobladores de Orellana para formalizarla ante el Poder Judicial.

Barrientos dijo a IPS que una denuncia similar contra la compañía se había presentado tiempo atrás, pero fue archivada al no hallarse suficientes indicios. Sin embargo, fuentes relacionadas con la Sunat informaron que se han detectado varias irregularidades y que la empresa se encuentra en la mira.
*****
[raul alayon escribió:]

4).- que hacer con los menores que van camino a ser cronicidad

Aunque el Cabildo de Lanzarote es quien ostenta la tutela de los menores inmigrantes que residen en sus dos centros de acogida (en este momento, más de 20), la Administración no les garantiza un futuro al cumplir la mayoría de edad. Todos salen del CAME con el permiso de residencia caducado.

La Ley de Extranjería pone en manos de las Comunidades Autónomas la tutela y formación de los menores sin acompañante hasta su mayoría de edad. Tutela que, en el caso de Lanzarote, asume el Cabildo. Desde que llegan a la isla (siempre de forma irregular) hasta su mayoría de edad, son los Centros de Acogida de Menores Extranjeros (CAME) los que se ocupan de su formación, teóricamente a través de programas de lenguas u oficios, pero que, en la práctica, no cuentan con financiación.

El resultado es que este pequeño grupo de menores, en ocasiones, habla árabe como lengua materna (la mayoría es marroquí) y, con muchas dificultades, el castellano, lo que entorpece enormemente su integración laboral al llegar su mayoría de edad. Pero el verdadero problema es que, en su totalidad, y según han confirmado fuentes del CAME, los chicos salen del centro con su permiso de residencia caducado. «La respuesta del Cabildo lanzaroteño es que, al tratarse de adultos, ya no están bajo su jurisdicción», asegura un trabajador del centro.

Plazos ajustados

Casualmente, la fecha de la mayoría de edad suele coincidir con la expiración del permiso, con lo que los ya jóvenes adultos tienen un plazo de tres meses para conseguir un contrato de trabajo que les mantenga en la «legalidad». Un contrato que llega muy pocas veces, provocando, en ocasiones, la marcha del joven de la isla, su ingreso en la delincuencia o incluso la prestación de un servicio, pero sin contrato.

Ejemplos como el del empresario Agustín García Rodríguez, Tino, que mantiene en su plantilla a varios chicos inmigrantes, no abundan precisamente en el empresariado local. Entre ellos, un menor marroquí, pero se ha criado en Arrecife desde que llegara en una patera, a los 13 años. Habla perfecto castellano y trabaja como ayudante de cocina en uno de los establecimientos hosteleros del empresario. «Es uno de los mejores, aunque todos los chicos que han venido a través de los centros de acogida son buenos trabajadores y muy limpios», asegura Tino, que dice «haber apostado por esta filosofía» de contratación, aunque ello le haya valido, incluso, la pérdida de clientela local «que se enteraba de que había árabes en la cocina». El 60% de sus 90 empleados son inmigrantes, tres de los cuales proceden de centros de acogida.

La Escuela de Hostelería de Tahíche presta, también, un gran servicio a estos chicos en su formación, al no contar, en la mayoría de los casos, con estudios reglados realizados

*****