jueves, 17 de enero de 2008

Mensaje Publicado: ¿QUÉ OPINAN?

Fecha de envío: 17/01/2008
netMails enviados: 152
Reenvíos del netMail: 0
Valoración media: *****

raul alayon

COORDINADOR
ONG--CIPFE

Interior prohíbe una marcha racista en Madrid
Un partido ultra invitaba a barrer "escoria de tierras lejanas"
Público, M. A. M. - Madrid, 2008-01-15

La extrema derecha quiere desempolvar sus banderas el próximo domingo en Madrid, aunque cuenta con el rechazo de la Delegación del Gobierno, que considera la convocatoria de “carácter agresivo, xenófoba y racista”.

La Delegación del Gobierno en Madrid ha denegado a los convocantes, la formación radical Democracia Nacional , el permiso que sus cabecillas solicitaron el pasado 10 de enero para realizar esta marcha. En la nota de convocatoria, claramente racista, la organización llama a “barrer” del país “a toda esa escoria venida de lejanas tierras”. Expresiones de este tipo han motivado la decisión de Interior, que considera que la marcha podía provocar “desórdenes públicos” y “daños en personas y bienes”.

Un joven asesinado

Hay antecedentes. La Delegación del Gobierno en Madrid recuerda en su justificación que el 11 de noviembre de 2007, el joven Carlos Palomino, vinculado a movimientos antifascistas, murió asesinado en la estación de Metro de Legazpi, en Madrid. Palomino fue asesinado, presuntamente, por un joven que acudía a otra manifestación convocada también por Democracia Nacional, la marcha se celebró en el barrio madrileño de Usera, en el que vive un alto número de población inmigrante.

El mismo elemento de provocación, el escenario elegido, se repite también en este caso. Al contenido xenófobo de la convocatoria de Democracia Nacional, ahora prohibida, se añadía la propuesta de celebrarla frente al lugar en el que se ubica la Secretaría de Estado de Inmigración.

“Lo destruyen todo”

El comunicado con el que Democracia Nacional llamaba a esta convocatoria recorre todas las etiquetas de carácter radical con las que la extrema derecha envuelve su espíritu racista. Así, vincula inmigración y criminalidad para denunciar “el auge de la inmigración ilegal y masiva en Madrid y el consecuente aumento de la delincuencia e inseguridad registrado en las últimas fechas”.

El lema de la marcha reincide también en su carácter racista: Por la seguridad ciudadana. Recuperemos Madrid. Así no se puede vivir. “Movilízate, no te quedes impasible viendo como lo destruyen todo”, agrega la formación en su página web para movilizar a su militancia.

El cartel que anuncia la movilización retrata el Madrid actual como un infierno de color negro, frente al mundo blanco, verde y tranquilo que supuestamente propugna Democracia Nacional. En lado negro, reflejado a la izquierda del anuncio, aparece un joven latino armado con una pistola, un cabeza rapada con una jeringuilla, un hombre de color y las siglas del PP, PSOE e IU.