lunes, 16 de mayo de 2011

RE: [boletin-dh] Solidaridad con Radio Sucumbíos

Publicado

From: info@inredh.org
To: boletin-dh@lists.riseup.net
Date: Mon, 16 May 2011 20:01:12 -0500
Subject: [boletin-dh] Solidaridad con Radio Sucumbíos

Boletin inredh.gif

 

 

 

Solidaridad con Radio Sucumbíos

 

 

 

Quienes conformamos la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos, INREDH nos solidarizamos con Radio Sucumbíos, frente a la decisión unilateral  de los Heraldos del Evangelio de despedir al equipo de trabajadores, intentando con ello acallar una voz colectiva.

 

Radio Sucumbíos es una radio de labor comunitaria  ubicada en la Amazonía del Ecuador en la frontera norte. Es una radio que se construye de forma colectiva con las comunidades, organizaciones sociales, indígenas, campesinas, de mujeres y que durante 19 años ha sido el espacio abierto para que organizaciones de derechos humanos puedan denunciar las diversas violaciones.

 

Hoy 16 de mayo la Policía Nacional ingresó a las instalaciones de Radio Sucumbíos de forma violenta, los trabajadores de la Radio informaron que los policías rompieron las puertas, vidrios y maltrataron a las personas que se encontraban en la radio respaldando la labor de los comunicadores populares.

 

Los Heraldos del Evangelio entregaron cartas de despido a todos los trabajadores de la Radio inclusive a su director Alcibar Bravo, donde argumentan "falta de presupuesto". Los Heraldos del Evangelio es una congregación de la línea más conservadora y de élite de la Iglesia Católica, que llega al Vicariato de Sucumbíos por orden del Vaticano en octubre del 2010. Desde su llegada la confrontación con las comunidades y organizaciones de base, se evidenció.

 

La acción ilegítima de los Heraldos del Evangelio va en contra del principio de uso colectivo de las frecuencias, al apropiarse de un proceso de construcción comunitaria, que dio legitimidad al uso del espectro radioléctrico que segpun la Constitución es un recurso que pertenece al Estado.

 

La Acción de los Heraldos del Evangelio, es una acción completamente ilegítima que va contra el Derecho a la Comunicación consagrado en la constitución ecuatoriana que dice:

 

"Art. 16.- Todas las personas, en forma individual o colectiva, tienen derecho a: 1. Una comunicación libre, intercultural, incluyente, diversa y participativa, en todos los ámbitos de la interacción social, por cualquier medio y forma, en su propia lengua y con sus propios símbolos"

 

 

La Fundación INREDH se solidariza con el proyecto colectivo de Radio Sucumbíos, y pide al Estado que observe uso de la frecuencia por parte del Vicariato, ahora en manos de la congregación Heraldos del Evangelio, quienes no pueden ejercer un derecho privado contra el derecho colectivo de las comunidades, pueblos y  nacionalidades a usar una frecuencia para pueden ejercer su derecho constitucional a la comunicación.

 

 

Estaremos vigilantes de lo que acontece con Radio Sucumbíos y ponemos a disposición nuestro trabajo legal para los fines de defensa de derechos humanos, que estamos seguros y seguras que Radio Sucumbíos lo ha ejercido durante sus años de vida.

 

 

 

 

 

www.inredh.org

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si este correo te llegó es porque

 

El contenido de la información que le enviamos es de responsabilidad de INREDH y, conforme a nuestro principio de buscar el acceso libre y democrático al conocimiento, autorizamos su difusión y reproducción, sin fines comerciales y citando la fuente.


RESPETAMOS SU PRIVACIDAD
Este correo llega a usted porque está o estaba subscrito a una de nuestras listas o porque alguien nos proporcionó su dirección pensando que nuestra información es de su interés. Si el contenido de este mensaje no es de su interés, lamentamos que le haya llegado. Para no volver a recibir esta información escriba a: info@inredh.org e incluya en el asunto la palabra "remover".

Ley de Comercio Electrónico del Ecuador
De acuerdo a la Ley de Comercio Electrónico del Ecuador y su Reglamento, publicado en el Registro Oficial 735, del 31 de diciembre de 2002, Decreto No.3496, Artículo 22, respecto al envío de mensajes de datos no solicitados, usted puede pedir el cese del envío de información en cualquier momento, siendo nuestra obligación legal cesar los envíos ante su solicitud. Todo mensaje electrónico que cuente con la opción de desuscripción no se considera SPAM.