lunes, 18 de mayo de 2009

Carta abierta de un Soldado a la Familia Militar

Camaradas y Compatriotas:

Después de 48 años al servicio del Ejército Nacional, he decidido asumir una nueva misión ocupando un puesto en la próxima batalla que se dilucidará en estas elecciones.

Un desafío en el terreno político, contra quienes han sido nuestros enemigos del pasado en el terreno militar, y hoy persiguen los mismos objetivos de entonces utilizando la democracia.

Es por ello que sin titubear, hemos decidido enfrentarlos en un terreno que no es el nuestro, para darles lucha sin cuartel como en el pasado hasta el último aliento.

Esta será la batalla final, dentro del Estado de Derecho, por la existencia de nuestra Nación.

De un Estado Democrático Republicano, que los principales activistas del gobierno han despreciado y violado sistemáticamente.

Dominados por una anacrónica filosofía marxista, han sido persistentemente impulsores de cuanto proyecto o ley para la destrucción de sus tres enemigos principales: LA FAMILIA, LA FE y LAS FUERZAS ARMADAS.

Su materialismo ateo, utiliza como lo ha hecho a lo largo de toda la historia, las miserias humanas y la ignorancia para demoler la civilización occidental y cristiana que nos dio origen.

Desde una monumental operación de propaganda, utilizando los derechos humanos en beneficio de sus objetivos estratégicos; hasta arteros golpes, como el decreto entre gallos y medianoche para la inclusión de la homosexualidad en las Escuelas de formación de Oficiales, todas sus predicas han marchado en una dirección concreta:

LA DISOLUCIÓN DE LA NACIÓN Y SUS INSTITUCIONES.

Su odio hacia lo que la Patria representa, ha quedado de manifiesto una vez mas este fin de semana, en oportunidad de un acto del partido de gobierno, en que se sustituyó el pabellón Nacional, que tradicionalmente ondea junto al monumento del General Artigas en la plaza San Fernando de Maldonado, por la bandera de la internacional comunista, y la del MPP en el lugar de la de los “33 Orientales”.

Y esto es solo la punta del témpano. Como ellos mismos lo manifiestan cínicamente, precisan otro período de gobierno para continuar “avanzando” en su proyecto socialista, o lo que es lo mismo: la disolución de las Instituciones y el colapso de nuestra sociedad como las conocemos.

Ha llegado la hora de decir basta.

Exhorto a todos los camaradas y sus familias a fortalecer el temple y el espíritu en esta lucha trascendental POR LA SUPERVIVENCIA DE NUESTRAS INSTITUCIÓNES Y FAMILIAS,

concurriendo, al acto de mañana 18 de mayo, día del Ejercito, en conmemoración de los Soldados caídos en el cumplimiento del deber, en Avenida Italia y Abacú a las 09:30; y a todos aquellos actos y eventos que fomenten el nacionalismo vigoroso y sano que los Orientales heredamos de nuestro Gral. José Artigas enarbolando el Pabellón Nacional.

Solo con el compromiso de todos los integrantes de la Fuerza, familiares y amigos lograremos derrotar al enemigo en esta batalla.

Estimulémosles a participar, a mostrar nuestro pabellón con orgullo, a enarbolarlo en los frentes de nuestras casas y a transmitir desde ahora, nuestra voluntad inquebrantable de vencer al marxismo en esta encrucijada histórica!!!

Camaradas, la indiferencia ya no es mas una opción.

Bienvenidos a esta Patriada

Cnel ( r )Arquímedes Cabrera

Presidente de la Unión de Ciudadanos Nacionalistas 1412