sábado, 15 de marzo de 2008

Más de 460 niños fueron asesinados sólo el año pasado

netMail

Fecha de envío: 14/03/2008
netMails enviados: 677
Reenvíos del netMail: 7
Valoración media: *****

raul alayon

COORDINADOR
ONG--CIPFE

709 Contactos directos

ResponsIX

Raul Alayon
movimiento uruguayo de los sin techo
grito de los excluidos

Esto no puede pasar con dolor les envio esto,
nuestros niños son el futuro de nuestra humanidad
por favo ayudenlos no los dejen solos

Hoy es el Día de la No Violencia contra la Infancia. Explotación sexual, violencia, maltratos, y hasta la muerte, son ejemplos de una agresividad que afecta anualmente a miles de niños en todo el mundo. En Guatemala, en enero de este año, 80 niños y adolescentes fueron asesinados. El año pasado 468 niños fueron asesinadas sólo en la capital.
En nota divulgada hoy, la Casa Alianza, el Plan Movimiento Social por los Derechos de la Infancia y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) dijeron que las causas de esa violencia son múltiples, pero que la pobreza y el desmantelamiento de la unidad familiar tradicional "son factores claves en la propagación de la misma".

"Este flagelo está latente en Guatemala y crea una pérdida duradera en el desarrollo del país en general y de la infancia guatemalteca en particular. Sólo una respuesta indiscutible por parte del Estado y de la sociedad civil podrá cambiar el círculo vicioso que produce este trágico escenario, que no solamente es nocivo para los niños y adolescentes víctimas, sino para la reputación de Guatemala", dijeron las organizaciones.

La violencia que marca la vida de los niños es, mayoritariamente, doméstica. Y, según datos de la Procuraduría de Derechos Humanos, el índice de violencia dentro de casa aumentó el año pasado en relación con 2006. Es por causa de las agresiones sufridas en casa que muchos niños dejan sus hogares y pasan a vivir en las calles.

En ese sentido, las organizaciones dijeron además que la pobreza de gran parte de la población contribuye a la desintegración familiar en forma permanente. En la búsqueda de huir de las agresiones, los niños se refugian en las calles, donde tienen que sustentarse solos, volviéndose presas fáciles de las pandillas, las drogas, el crimen organizado y la prostitución.

Los niños con menos de 10 años son los más afectados por las agresiones domésticas: el 70%. Mientras que los niños son las principales víctimas de la violencia física en las calles, las niñas, el 95%, son las mayores víctimas de la explotación sexual. Pero el abandono afecta a ambos sexos, fundamentalmente a los niños con menos de 5 años, que son el 50% de los desamparados por las familias.

Para las organizaciones signatarias de la nota, hay dos fallas en este tema: la sociedad que no vislumbra la amplitud del problema y el Estado guatemalteco que es impotente contra este flagelo. Las organizaciones estiman que en todo el país aproximadamente siete de cada diez niños y adolescentes sufren o van a sufrir algún tipo de maltrato.

En visita a Guatemala, la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la explotación sexual de niñas/os y adolescentes estimó que dos mil menores de edad en la capital del país están en situación de explotación sexual. Inclusive, Casa Alianza ya denunció a los órganos competentes del Estado que establecimientos comerciales tienen a menores de edad siendo explotadas sexualmente.

De acuerdo con la Casa, las víctimas "son generalmente niñas y adolescentes emigrantes que en su mayoría fueron víctimas de maltrato e incesto en sus hogares, o que fueron abandonadas por los padres". La mayoría de los 468 asesinatos de niños en la capital presenta características de "limpieza social".