domingo, 23 de marzo de 2008

no al trabajo infantil

netMail

Fecha de envío: 18/03/2008
netMails enviados: 715
Reenvíos del netMail: 0
Valoración media: *****

raul alayon

COORDINADOR
ONG--CIPFE

772 Contactos directos

ResponsIX

Raul Alayon
movimiento uruguayo de los sin techo
grito de los excluidos

NICARAGUA

Un acuerdo que pone hombro con hombro al gobierno con organizaciones patronales y organizaciones de trabajadores fue firmado en Nicaragua para combatir el trabajo infantil y de adolescentes en el sector de pesca. El "Acuerdo para la acción conjunta" fue firmado en la sede del Ministerio de Trabajo.

De acuerdo con informaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los signatarios del acuerdo dijeron que "la pesca, y la acuicultura en general, es un sector de la economía que contiene actividades altamente peligrosas y que solamente deben ser realizadas por personas adultas".

La actividad de pesca absorbe gran parte de los 314 mil niños y adolescentes nicaragüenses que trabajan diariamente en el campo y en las ciudades del país. Ellos corren el riesgo frecuente de sufrir accidentes de trabajo y, especialmente las niñas, muchas veces tienen que enfrentar explotadores sexuales.

"Las largas horas de trabajo de los niños y adolescentes les impide ir regularmente a la escuela o a otros espacios de formación, condenándolos a vivir en la pobreza durante toda la vida", agregaron los signatarios del acuerdo. En este sentido, ellos afirmaron su compromiso de aunar voluntades y esfuerzos para aplicar de manera efectiva las leyes en materia de trabajo infantil.

Además, también para intervenir conjuntamente para impedir que niños y adolescentes actúen en actividades peligrosas relacionadas con la pesca y la acuicultura; realizar actividades educativas y de sensibilización en el sector de pesca; y contribuir para que la pesca se convierta en un sector "atractivo" para los padres de los niños, posibilitando empleos dignos.

Datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) revelan que sólo cerca del 79% de los niños en edad escolar, de la enseñanza fundamental, están matriculados. Pero la calidad y la continuidad de los estudios son discutibles, pues solamente el 29% de esos niños terminan la escuela primaria.

La pobreza afecta la participación escolar, ya que las familias de baja renta no están en condiciones de arcar con los costos directos o indirectos. Para el Unicef, la pobreza -que aflige a 2,3 millones de personas en el país- es también la causa del trabajo infantil.

Los esfuerzos para reducir el alto índice de niños y adolescentes nicaragüenses que tienen su mano de obra explotada son constantes. En 2006, el Unicef en conjunto con el Ministerio de Trabajo, elaboró un Plan de Operación, para implementar mecanismos de inspección del trabajo infantil.

El acuerdo fue firmado por el Ministerio de Trabajo (Mintrab), la Federación de Pescadores Artesanales (Fenipesca), el Instituto Nicaragüense de Pesca (Inpesca), la Cámara de Pesca de Nicaragua (Capenci), la Confederación Sindical de Trabajadores José Benito Escobar, la Central de Unificación Sindical (CUS).