lunes, 24 de noviembre de 2008

RE: Semanario Aristotelizar: Semana 107 (17 al 23/11/08)


PUBLICADO EN
http://forodeleydelacoso.blogspot.com/
nuestros espacios de desarrollo personal:
http://marketinginfinito.blogspot.com/
http://oigadotor.blogspot.com/
Muchas Gracias por tu continuo aporte
Date: Sun, 23 Nov 2008 23:12:10 -0200
From: gobierno@aristotelizar.com
Subject: Semanario Aristotelizar: Semana 107 (17 al 23/11/08)
To: drgabrielmotta@hotmail.com

Semanario Aristotelizar: Semana 107 (17 al 23/11/08)
Si no puede ver correctamente el mail o las imágenes, acceda a la versión online
Semanario Aristotelizar
Condarco 5306 | BUENOS AIRES - ARGENTINA | (011) 4572-3987
   Contenido:

Semana 107 (17 al 23/11/08)
www.aristotelizar.com
L
M
M
J
V
S
D





1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
 
Noviembre 2008
 Editorial
 10 mejores noticias de la semana

La única verdad

Es la ley de evolución. Todo se transforma. Todo nace y renace.
Hace menos de 9 meses nadie imaginaba el tiempo que estamos viviendo. Unos días después comenzaba nuestra crisis del campo, imprevista por los propios protagonistas y por quienes solo pudimos observarla.
Mientras tanto –en aquellos días- el mundo vivía una suerte de silencio de radio… No pasaba nada grosso casi en ningún lado. Tampoco el Banco Central de algún estado(s) desarrollado(s) inyectaba fondos para estabilizar el mercado. Así fue el primer semestre. En este segundo las cantidades que se manejan no alcanzan a comprenderse por la cantidad de ceros que se ubican a la derecha del primer número… hablamos de billones, trillones, cuatrillones, 12 ceros, 15, 18, 24… etc. ¿De que estamos hablando… de granos en la arena de la playa, de glóbulos blancos y hematíes?
A partir de entonces, vivimos en la imprevisibilidad… Nadie sabe que pasará la semana que viene. Casi en ningún lugar.
¿De que tamaño tiene que ser el aporte de todos los bancos centrales… para encaminar la economía… mientras se complica el trabajo, los flujos comerciales y la inestabilidad monetaria se esparcen?
¿Cuánto dinero hace falta al "mercado" que aún no se calma?
¿Estamos hablando solo de valores? Si… valor. ¿Que vale qué? ¿Cuánto vale… la vida? ¿Por qué cuesta tanto bien vivir? ¿Es que solo es necesario… dinero? ¿Hay algo más? ¿Y con la salud emocional y síquica, como estamos? ¿Cuánto influyen las mentiras? ¿La vergüenza pesa? ¿El coraje para enfrentar la realidad, ya apareció? ¿Cómo, por qué y para qué?
En tanto navegamos en un mar globalizado de incertidumbres, a la vez somos conducidos incompetentemente. Es como si estuviésemos arriba de un bondi, en el que el chofer hace lo que quiere sin tener en cuenta mínimos parámetros… por ejemplo escuchar a la oposición, preguntar al soberano… ¿Es extraño que un chofer no te pregunte… dónde va? Para no despertar iras hay que mantenerse con el pico cerrado y ni siquiera decir muh, porque puede ser tomado como un favoritismo hacia la gente del campo. Es una especie de democracia inédita. No se puede discrepar. No se puede decir. No se puede… ejercer derechos.
¡Probablemente no quieran escuchar la conciencia del pueblo!
Sin embargo el pueblo se ha estado manifestando durante los últimos meses de muchas maneras. Una de ellas es retirando simpatías hacia la gestión. El pueblo argentino no es sordo, ni mudo, tampoco "come vidrio…" Con la verdad al lado, vamos a cualquier, parte pero sin ella… cada vez marchan más solos.
El forcejeo ha sido una constante en las esferas del gobierno, y esto cada día crea mayor preocupación, más aún cuando los dichos no se acompañan con los hechos. Es un clásico, están conversando los sordos, en un lenguaje sin señas...
Lo expresaba en el pasado George Orwell: "En la era de la mentira y el engaño universales, decir la verdad sería un acto revolucionario"
Hace apenas un instante se me cruzó esta idea: Haciendo memoria y mirando mi propia experiencia como niño y adolescente, mi conclusión es que, hace algunas décadas la inseguridad no era primera plana, mis amigos y compañeros retornaban a sus casas ni bien comenzaba el nuevo día, los saludos entre policías y vecinos eran una rutina y casi no habían noticias de "sangre, odio y terror" en los medios. Esos tiempos hoy serían una imagen del paraíso…
¿Cuantos desengaños vivimos los argentinos? Digo y asumo, tenemos curtida la piel para lidiar con la adversidad. No somos desprevenidos. Si está aumentando la desconfianza, es porque se intuye otra gran frustración. Tal vez la mayor de todas, porque poco a poco pusimos credibilidad, confianza y ahorros en el ciclo iniciado después del 2001. Se había logrado instalar un circuito virtuoso y el trabajo se expandió libremente en toda nuestra geografía. Todo eso ya es pasado, quedó atrás, se liquidó en brevísimo tiempo… solo meses. Como una oferta de temporada. Se esfumó aquello tan bueno que se consiguió y que fue bandera y argumento. Ahora ya no es, no va. Las cosas han cambiado, el panorama nuevamente es incierto, como antes de empezar el ciclo en mayo del 2003.
Los ejes parecen ser los mismos de un régimen totalitario. Las cosas deben ser como "ellos…" quieren. Además en todas las instituciones. Qué clase de democracia es esta. Pregunto por segunda vez. O es que aún se cree que el pueblo solo tiene derecho a obedecer y a votar, nada más. Digo, se han confundido de parcela. Aquí ya no vive más la masa fácil de dirigir y de engañar; se mudó al siglo pasado. Solo vive en el recuerdo.
Hasta la próxima. Juan Báez
Comentar esta editorial
Confianza PYME - confianzapyme.com.ar
CABA
Publicado en Página 12
La ciudad tomada por el arte
Tucumán
Publicado en Tucumán Hoy
Plantarán 100.000 árboles por Plan de Reforestación Urbana
San Luis
Publicado en Cuyonoticias
Buscan mejorar la protección de menores víctimas de delitos o violencia familiar
La Pampa
Publicado en El Diario de la Pampa
Día de la No Violencia
Entre Ríos
Publicado en Inventario 22
Convocan a una marcha mundial por la paz y la no violencia en 2009
Entre Ríos
Publicado en Inventario 22
En la Cámara de Diputados de la Nación insistirán con la aprobación de la ley de protección de los glaciares
Neuquén
Publicado en La Mañana de Neuquén
Contra la discriminación
Corrientes
Publicado en Corrientes Online
Nuevo plan ofrece para que jóvenes y adultos completen la secundaria
Mendoza
Publicado en Ciudadano Diario
El Gobierno quiere impulsar el desarrollo de las microempresas
Mendoza
Publicado en Ciudadano Diario
Firman convenio para educar en las cárceles
 Editoriales de la semana
Publicado en Clarín
Arte abierto en la noche porteña
Publicado en Clarín
Conclusiones de la reunión del G-20
Publicado en La Nación
Sospechoso veto a la ley de glaciares
Publicado en Clarín
Responsabilidad en higiene urbana
Publicado en Clarín
Quién gana y pierde con el paro
Publicado en Clarín
Realidad del delito juvenil
Publicado en Clarín
Leer es una forma de salvarnos del derrumbe
Publicado en Clarín
Por Ricardo Kirschbaum
Las alianzas que teje Kirchner
Publicado en La Arena
Despejar las dudas
Publicado en Clarín
La corrupción, un flagelo impune
 Buenas Nuevas propias
Publicado en Aristotelizar.com
Iniciativa para promover la conciencia ciudadana
Publicado en Aristotelizar.com
Una buena práctica para imitar
Publicado en Aristotelizar.com
La Fundación Favaloro ofrecerá la última charla sobre prevención
Publicado en Aristotelizar.com
"El Tango de la Sostenibilidadآ", de Pierre Hupperts (*)
 
 Nota Líder: Regresa la economía de la depresión
Diario de Ventas PYMES

Regresa la economía de la depresión

"Cuando prevalece la economía de la depresión, ya no se aplican las reglas usuales de política económica: la virtud se vuelve vicio, la cautela es arriesgada y la prudencia, locura".
Por Paul Krugman

Las noticias económicas, por si no se habían dado cuenta, siguen empeorando. No obstante, a pesar de lo mal que está la cosa, no espero otra Gran Depresión. De hecho, es probable que no veamos el índice de desempleo equipararse con el punto máximo después de la Depresión, que fue 10,7 por ciento en 1932 (aunque me gustaría estar seguro de ello).

No obstante, ya estamos bastante dentro del reino de lo que yo llamo economía de la depresión. Con ello quiero decir un estado de cosas como el de la década de 1930, en el cual las herramientas usuales de política económica -sobre todo, la capacidad de la Reserva Federal para impulsar la economía reduciendo las tasas de interés- han perdido toda tracción.

Cuando prevalece la economía de la depresión, ya no se aplican las reglas usuales de política económica: la virtud se vuelve vicio, la cautela es arriesgada y la prudencia, locura.

Para ver de lo que hablo, hay que considerar las implicaciones de las noticias económicas terribles más recientes: el informe del jueves de hace dos semanas sobre los nuevos reclamos de seguro del desempleo, que ahora sobrepasan la marca del medio millón.

A pesar de ser malo, visto en forma aislada podría no parecer catastrófico. Después de todo, estaba en las mismas aproximaciones que las cantidades a las que se llegó en las recesiones de 2001, y de 1990 y 1991, las que terminaron siendo relativamente ligeras según estándares históricos (aunque en cada caso, el mercado laboral tardó mucho en recuperarse).

Sin embargo, en estas dos ocasiones anteriores, la respuesta política estándar a una economía débil -un recorte en la tasa de los fondos federales, afectación mucho más directa a la tasa de interés por la política de la Reserva- aún estaba disponible.

Hoy, no es así: la tasa efectiva de los fondos federales (en contraposición con el objetivo oficial, que por razones técnicas se ha vuelto insignificante) ha promediado menos de 0,3 por ciento en los últimos días. Básicamente, ya no queda nada que reducir.

Y, sin ninguna posibilidad de más reducciones en las tasas de interés, no hay nada que detenga el impulso descendente de la economía. El desempleo en aumento conducirá a mayores reducciones en el gasto del consumidor, y Best Buy advirtió la semana pasada que ya padeció un descenso "sísmico".

Un gasto del consumidor débil conducirá a recortes en los planes empresariales de inversión. Y la economía que se debilita conducirá a más reducciones del empleo provocando un ciclo de contracción mayor.

Para sacarnos de esta espiral descendente, el gobierno federal tendrá que proporcionar estímulos económicos en la forma de mayor gasto y mayor ayuda a quienes están en apuros, y el plan de estímulos no llegará lo suficientemente pronto ni será lo suficientemente fuerte a menos que los políticos y los funcionarios sean capaces de trascender varios prejuicios convencionales.

Uno de ellos es el temor a la tinta roja. En tiempos normales, es bueno preocuparse por el déficit presupuestal, y la responsabilidad fiscal es una virtud que tendremos que volver a aprender tan pronto como haya pasado esta crisis.

Pero cuando prevalece la economía de la depresión, no obstante, esta virtud se convierte en un vicio. El intento prematuro de Franklin Delano Roosevelt por balancear el presupuesto en 1937 casi destruye el Nuevo Pacto.

Otro prejuicio es la creencia de que la política debería moverse cautelosamente. En tiempos normales, esto tiene sentido: no se deberían hacer grandes cambios políticos hasta que esté claro que son necesarios.

No obstante, en las circunstancias actuales, la cautela es riesgosa porque hay grandes posibilidades de que lo peor ya esté sucediendo, y cualquier retraso para actuar aumenta la probabilidad de un desastre económico más profundo. La respuesta política debería ser tan bien diseñada como sea posible, pero los minutos cuentan.

Finalmente, en tiempos normales, la modestia y la prudencia en los objetivos políticos son cosas buenas. No obstante, en la situación actual, es mucho mejor errar al hacer demasiado que por hacer muy poco.
 
El riesgo, si el plan de estímulos resulta ser más de lo necesario, es que la economía pudiera sobrecalentarse conduciendo a la inflación, pero la Reserva Federal siempre puede cortar el paso a la amenaza elevando las tasas de interés. Por otra parte, si el plan de estímulos es demasiado reducido, no hay nada que la Reserva pueda hacer para compensar el déficit.

Así es que cuando prevalece la economía de la depresión, la prudencia es una locura.
¿Qué dice todo esto sobre la política económica para el futuro cercano?

Es casi seguro que el gobierno de Obama tome posesión de cara a una economía con un aspecto aún peor que el de ahora. En efecto, Goldman Sachs pronostica que el índice de desempleo, hoy de 6,5 por ciento, llegará a 8,5 por ciento para finales del año entrante.

Todos los indicios son que el nuevo gobierno ofrecerá un gran paquete de estímulos. Mis propios cálculos aproximados dicen que el paquete debería ser enorme, del orden de los 600 mil millones de dólares.

De tal forma que la pregunta sería: ¿la gente de Obama se atreverá a proponer algo en esa escala?

Esperemos que la respuesta a esa pregunta sea sí, que el nuevo gobierno sea en efecto así de atrevido. Ya que ahora estamos en una situación en la que sería muy peligroso ceder ante las nociones convencionales de prudencia.

Publicado en Diario Los Andes - Ver nota original
Publicado en Pregón
Afianzan programa estratégico caprino
Publicado en Datachaco
Proponen crear un fondo especial de recupero de empresas
Publicado en Planeta Corrientes
Plan Más Terneros Más proyectos aprobados
Publicado en Derf
Empresas de Argelia importarán carne y citrus de Entre Ríos
Publicado en Derf
Buenos Aires: Plan para impulsar desarrollo tecnologico en Pymes
Publicado en Salta al día
La Nación brinda programa de apoyo a las Pyme
Publicado en Diario Jornada
Fondo anticíclico para ayudar a empresas que demuestren crisis
Publicado en Diario Jornada
La Municipalidad entregó créditos a emprendimientos productivos locales
Publicado en Ciudadano Diario
El Gobierno quiere impulsar el desarrollo de las microempresas
Publicado en Salta al día
Lanzan los planes PPLyCE para industrias y pyme
 Buenas Nuevas propias (PYME)

Publicado en Aristotelizar.com
BBVA y un plan innovador que reducirá en un 20 por ciento sus emisiones de CO2 para 2012
Publicado en Aristotelizar.com
Curtiembres Fonseca fomenta la inclusión educativa de su público interno y de su comunidad
Publicado en Aristotelizar.com
CARBOCLOR es el nuevo Miembro Categoría PLATA del IARSE, y suma esfuerzos en torno a la causa de la RSE
Publicado en Aristotelizar.com
Reconocimiento internacional a las mejores prácticas de Responsabilidad Social Empresaria
Publicado en Aristotelizar.com
Premio Internacional a la Calidad para Alimentos Fundación Favaloro
 
 Buenas Nuevas por Provincia
Buenos Aires CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) Catamarca
Chaco Chubut Córdoba
Corrientes Entre Ríos Formosa
Jujuy La Pampa La Rioja
Mendoza Misiones Neuquén
Río Negro Salta San Juan
San Luis Santa Cruz Santa Fe
Santiago del Estero Tierra del Fuego Tucumán
 
 Megapensamiento: Ojalá que no sea un cuento chino
Ideas semilla-fuerza
Este espacio es para difundir ideas o conjuntos de ideas que impulsen cambiar la realidad,  principalmente si esta no está caracterizada por la calidad institucional.
Es lo mínimo que podemos reclamar. Queremos ser bien gobernados. Y además invitamos a quienes crean que pueden aportar se sumen a este emprendimiento.

Ojalá que no sea un cuento chino
Federico Fiorentino Parece que hay acuerdo entre casi todas las diversas fuerzas políticas para sancionar una nueva Ley de Educación Superior, que derogue a la promulgada en 1995 bajo el gobierno de Carlos Menem.
A simple vista, es una muy buena noticia. No hace falta hacer aquí un inventario de todas las fallas que tiene hoy el sistema educativo superior estatal de la Argentina. Basta con tan sólo recordar que hay muchos profesores que no cobran el sueldo, y que quienes lo cobran perciben haberes irrisorios; que las condiciones edilicias de algunas de las sedes de las facultades pertenecientes a la UBA son desastrosas; que el presupuesto destinado actualmente es insuficiente, y que las pocas becas que se entregan no pueden contra las grandes dificultades económicas que tienen algunos alumnos.
Pensar en una nueva Ley de Educación Superior es pensar en tener una mejor educación superior. Pero, deberá significar también un aumento en el presupuesto, para poder paliar las dificultades actuales. Pero no alcanzará sólo con eso. Buenas ideas y una buena gestión tendrán que aparecer junto a la nueva ley.
Es importante también que en el debate se incluya y escuche a profesores, alumnos, trabajadores no docentes y administrativos, que necesitan una mejora notable en las condiciones de estudio o trabajo de las facultades estatales.
Buena educación significa buenos profesionales en un futuro próximo, lo que, a su vez, significa un mejor país. Apuntar a la educación es apuntar al crecimiento.
Es necesario que este proyecto no sea un intento de conseguir imagen política positiva. Los estudiantes y los profesores necesitamos esta ley. Y necesitamos que se construya desde un debate serio, porque todos los argentinos lo necesitamos. Estamos cansados de las promesas. Ojalá no sea un cuento chino, como lo fue el fugaz "debate" sobre la Ley de Radiodifusión.
Hay que sancionar una nueva Ley de Educación Superior, la que hoy tenemos es ineficaz. Pero antes, el gobierno va a tener que cambiar su forma de pensar, para entender que el presupuesto educativo no es un gasto, y comenzar a invertir, en el único camino que hay para construir un país mejor.
Comentar este megapensamiento
Federico Guido Fiorentino
federicofiorentino@aristotelizar.com
 
Equipo Aristotelizar2Esta edición ha sido preparada por:
Federico Fiorentino, Florencia Fiorentino, Melisa Kaprielian y Facundo Gabari.
Diseño:
Ignacio Nelson de subwaydesign (www.subwaydesign.com.ar)
www.aristotelizar.com - Semana 107
 

En caso de tener algún problema, contáctese con el administrador a: juanbaez@aristotelizar.com
 


Express yourself instantly with MSN Messenger! MSN Messenger