lunes, 2 de agosto de 2010

RE: LOS ASPAVIENTOS DE CHÁVEZ PARA JUSTIFICAR LA GUERRITA CON COLOMBIA, ENVÍA AQUILES JULIÁN, DESDE REP. DOMINICANA

Publicado

Date: Mon, 2 Aug 2010 14:56:07 -0400
Subject: LOS ASPAVIENTOS DE CHÁVEZ PARA JUSTIFICAR LA GUERRITA CON COLOMBIA, ENVÍA AQUILES JULIÁN, DESDE REP. DOMINICANA
From: biblioteca.digital.aj2@gmail.com
To: reddelectores@gmail.com

Los aspavientos de Chávez para justificar la guerrita con Colombia.

2 de 2

 

Por Aquiles Julián

 

 

Los comunistas, como a Chávez le encanta considerarse, tienen una "moral" propia. Y en esa "moral" todo vale. La mentira es cosa común. Y los valores, principios y normas que los demás mortales aceptamos como válidas y apropiadas para reglamentar las relaciones interpersonales, sólo valen como recursos que aprovechar para destruir nuestra sociedad. Esa es la verdad monda y lironda.

 

De ahí que una cosa dice su boca y otra cosa muestran sus hechos. Niega su relación con la guerrilla colombiana y al mismo tiempo hay en Venezuela hasta estatuas a Tirofijo, el terrorista colombiano. Y su apoyo a las FARC y a otros grupos guerrilleros, incluyendo a ETA, está más que documentado.

 

¿Cómo han seguido los acontecimientos?

 

Chávez lanzó al canciller venezolano Nicolás Maduro en una frenética gira de visitas para "madurar" el ambiente belicista. El principal objetivo consistía en amarrar lealtades, recordar deudas y consolidar un entorno propicio a la aventura militar del chavismo y sus fines ulteriores.

 

Simultáneamente, y de manera inteligente, el presidente electo de Colombia, Juan Francisco Santos, le fue siguiente los pasos y, a su vez, visitó a los presidentes de una serie de países para alertar sobre el plan guerrerista de Chávez y sus implicaciones, a la vez que asegurar el interés de Colombia en que no se produzca ningún conflicto armado.

 

 

"Estoy revisando planes de guerra"

 

En Venezuela, importantes segmentos de la población han rechazado la irracional pretensión guerrerista de Chávez. El politólogo José Vicente Carrasquero evidenció que "Chávez busca desviar la atención de los venezolanos desde la situación interna a un posible conflicto internacional".

 

Venezuela, sumida en una recesión económica que se agrava, con una inflación galopante que va en un 16.3% y una caída estrepitosa del Producto Bruto Interno de un 5.8% en el primer trimestre del año, más del derrumbe del servicio de generación eléctrica, padece la incompetencia escandalosa de la burocracia chavista que no da pie con bola.

 

Y el analista político venezolano Ricardo Sucre opinó que "Estas afirmaciones sobre un ataque por parte de Colombia no tienen una base real sobre qué sustentarse".

 

Sin embargo, Hugo Chávez declara que "está revisando planes de guerra" contra Colombia y agregó que ha desplegado "unidades de defensa aérea, de infantería y de operaciones especiales" en los más de 2,200 kms. de frontera.

 

 

¿Con quién cuenta Chávez para su guerrita con Colombia?

 

Hugo Chávez como militar es chapucero e inepto. Aquel intento de golpismo contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez lo mostró de cuerpo entero: fue una chapuza. Y las fuerzas armadas venezolanas han engordado sin combatir durante décadas, a diferencia de las fuerzas armadas colombianas que se han pulido en el combate diario a las guerrillas de las FARC y el ERP.

 

De ahí que Chávez cuente con ese ejército de ocupación formado por más de 60,000 militares y espías cubanos desplegados por toda Venezuela bajo distintas coberturas o tapaderas. Cuatro son las razones para que eso sea así:

 

1.      Porque tienen mayor experiencia en combate que las fuerzas regulares venezolanas

2.     Porque tienen mayor familiaridad y conocimiento con el armamento ruso con el cual Chávez ha estado artillando al ejército venezolano

3.     Porque Chávez sabe que no puede confiar 100% en que las fuerzas armadas venezolanas le secundarán en sus planes de destruir la democracia en Venezuela y cuenta con que los cubanos le ayuden a evitar la insubordinación

4.     Porque los agentes cubanos están igualmente llamados a encabezar las organizaciones paramilitares a las que, con la excusa del conflicto, se le entregarán armas pesadas con el fin de sustituir a las fuerzas armadas regulares por un ejército "popular" comunista.

 

La intensa intervención cubana en el gobierno venezolano y su infiltración en las fuerzas armadas venezolanas  tiene indignada a la población. Mandan, toman decisiones, controlan, como si ellos fueran más dueños del país que los propios oriundos de Venezuela.

 

 

Viejo amañamiento antidemocrático

 

Ya el 15 de mayo del 2008 el periódico El País de España reseñaba que nada menos que la INTERPOL confirmaba la relación de Chávez y Ecuador con las FARC. Ronald Noble, secretario general de la INTERPOL confirmó que Venezuela financió a las FARC y que a su vez las FARC pagaron parte de la campaña presidencial de Rafael Correa, el actual títere de Chávez y Castro en Ecuador.

 

Pero la promoción, entrenamiento, financiación e implicación del gobierno chavista en la subversión terrorista en toda América del Sur es fuerte. De hecho, en Venezuela se publicaron las fotos del canciller Nicolás Maduro con terroristas del denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), entrenados por las FARC en Venezuela, país al que arribaron bajo la cobertura de supuestos becarios del Instituto Agroecológico Latinoamericano (IALA).

 

El diario ABC, de Paraguay, destacó que las fotos de los terroristas con Maduro  fueron "incautadas en un campamento del EPP durante los procedimientos que siguieron a los asesinatos de dos policías en Kurusú de Hierro, (departamento de) Concepción el pasado 17 de junio".

 

¿Cuál es el objetivo de Chávez, apadrinado por Fidel y Raúl Castro? El Arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa, en un papel que le dignifica tanto a él como a la iglesia católica, lo estableció de manera meridiana al comparecer en la Asamblea Nacional (parlamento) de Venezuela, cuando expresó: "pasando por encima de la Constitución (...), quieren llevar al país por el camino del socialismo marxista, que copa todos los espacios, es totalitario y conduce a una dictadura".

 

¿Lo quieren más claro de ahí?

 

Contando con la indecisión de Obama

 

Un aspecto del plan de seguro prevé que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, vacilará en inmiscuirse directamente en el conflicto.

 

Empantanado en dos conflictos militares que les consumen miles de millones de dólares, en tierras lejanas con lo cual la logística se encarece al máximo, Chávez y Fidel cuentan con que Obama no reaccionará con la premura que la situación ameritará en el momento en que den el zarpazo.

 

Esa es su esperanza. Le permitirá implementar su plan sin gran riesgo de que el ultracacareado conflicto militar con los Estados Unidos se dé. Cuentan con que Obama, al verificarse el choque militar, llame a la cordura y recurra a las vías diplomáticas.

 

Como Chávez y Castro se han asegurado de la lealtad de sus conmilitones, en particular del trío siniestro del clan de la "izquierda radical": Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega, que acusarán al presidente Uribe y a Colombia de ser los agresores, y tendrán detrás la complicidad de Lula del Brasil, de Mojica de Uruguay, de los Kirchners de la Argentina, de Fernando Lugo del Paraguay (al que periódicamente le salen hijos tenidos por aquí y por allá), que se ofrecerán a mediar pero quienes son alicates del plan de Chávez y Castro, frenar una respuesta de parte del presidente norteamericano al establecimiento de una dictadura totalitaria marxista en Venezuela es algo que actualmente el gobierno de Chávez se alista a preparar, de ahí en parte  la gira del canciller Maduro por los gobiernos "amigos" (o mejor, cómplices),  de la región.

 

El posible guión del plan siniestro

 

¿Cuál podría ser el posible guión que implementen Chávez y Castro en contra de la democracia venezolana? Es probable que siga el siguiente desarrollo.

 

Ablandamiento y preparación de la opinión pública internacional, tensando todo el poder desinformador, embaucador y calumniador del aparato de espionaje y confusión montado por la Inteligencia cubana y que cuenta con cientos de periodistas, articulistas, blogs, infiltración en medios e instituciones, seudointelectuales y secundones de toda laya que, mientras agreden claman que fueron agredidos.

 

Esa labor es en la que están en este momento llevando a cabo. Chávez chantajea con el petróleo para que los gobiernos de la región de hagan de la vista gorda. Maduro, su canciller, viaja buscando madurar las condiciones del proyecto vil. Jaua anda por la frontera calentando los ánimos. Y el aparato militar cubano y su red de espionaje en Venezuela se prepara para otra "guerra internacionalista", al igual que los narcoguerrilleros de las FARC, quintacolumna antidemocrática.

 

Luego de seguro vendrá la provocación, montada tal vez con una incursión de las FARC que, al ser repelida por las Fuerzas Armadas colombianas se presentará como agresión de éstas a tropas regulares venezolanas.

 

Y de inmediato  es muy probable que se decretará la Ley Marcial, el Estado de Guerra y la suspensión de los derechos constitucionales y democráticos, la clausura y control de la prensa independiente, el allanamiento de los partidos opositores, la persecución de los líderes democráticos, acusados de "traidores a la patria" y "agentes de Colombia y el imperialismo yanqui" y una purga en las fuerzas armadas con la excusa de "traición" que se llevará de paro a la oficialidad no plegada a los propósitos del chavismo.

 

Ya comenzaron las acusaciones. Y las amenazas veladas o abiertas. Hugo Chávez la ha emprendido públicamente contra el gobernador del Táchira César Pérez Vivas, y de Zulia, Pablo Perez, a los que acusa de forma expresa: "Yo sé de los contactos que tienen esos dos gobernadores con militares colombianos de la extrema derecha y con paramilitares, con grupos violentos"



El falso incidente del helicóptero

 

Otro elemento dentro de la preparación del ambiente es la difusión de falsas infracciones colombianas, como el invento de un supuesto helicóptero que se introdujo en el espacio aéreo venezolano, denunciado personalmente por Hugo Chávez en su demencial carrera hacia el conflicto militar.

 

Así, el intemperante caudillo de Venezuela afirmó que: "Ayer un helicóptero colombiano violó espacio aéreo venezolano durante cinco minutos, por ahí por la zona fronteriza, por ahí por el Zulia, al norte del Táchira. Fuerzas militares, fuerzas guerrilleras, paramilitares, hampa común, sicariato, narcotráfico, está expuesta esa frontera nuestra".

 

Ese tipo de declaraciones falsas y de imposible comprobación van enardeciendo los ánimos internos y preparando a la opinión pública para, en su momento y si las condiciones lo permiten, provocar a las fuerzas armadas colombianas, preferentemente con un ataque de las FARC desde territorio venezolano y luego informar que fueron agredidos y se están limitando a defenderse.

 

Y empezar, de inmediato, a imponer la Ley Marcial, el toque de queda y la suspensión de los derechos civiles, declarar el Estado de Guerra e iniciar su plan de dar un golpe de Estado totalitario que elimine la democracia venezolana e imponga la dictadura militar totalitaria en Venezuela.

 

 

¿Por qué ahora?

 

En septiembre hay elecciones legislativas en Venezuela y Hugo Chávez sabe que su popularidad va en picada.

 

La incompetencia, la ineptitud, la mediocridad, los disparates de su gestión han sido catastrófico para la economía venezolana, a la que le costará décadas recuperarse de las barrabasadas de su libertador de pacotillas.

 

El derrumbe del sector eléctrico al que no se le hicieron las reinversiones estratégicas (lo que muestra que Chávez no tiene ni idea de planificación), el desabastecimiento, la inflación galopante, la destrucción de la economía del país, el descenso de la productividad, todo ese panorama desolador debido a la carencia de capacidad, talento e inteligencia de los burócratas chavistas y cubanos, sumen a Venezuela en el desaliento.

 

De hecho, el ex–guerrillero Teodoro Petkoff, editor del diario venezolano Tal Cual, expresó que  "el estilo "avasallante" y "atropellante" del Presidente Chávez lo que busca es crear un estado de ánimo de resignación y desesperanza aprendida en una parte del país."

 

Consistentemente, el Latinobarómetro, una encuesta con más de 20,o00 entrevistas y un margen de error del 3%, indica que los tres gobernantes peor calificados por los ciudadanos del subcontinente son ¡Daniel Ortega (Nicaragua), Hugo Chávez (Venezuela) y el fósil Fidel Castro (Cuba)!  Véase El País, España, 11 de diciembre del 2009.

 

¿No es esto un ejemplo del descrédito de estos tres personajillos que, junto al presidente de Ecuador, Rafael Correa, electo en parte con fondos de las narcoguerrillas de las FARC,  a las que protege en el Ecuador, constituyen los cuatro peores presidentes de Latinoamérica?

 

El Plan de Guerra de Chávez está en pie. Depende de la actitud de las democracias latinoamericanas y de lo que deje entrever de manera firme el gobierno que preside Barack Obama a Castro y a Chávez, que prospere o se frustre.

 

¿Permitiremos un colapso de Venezuela por no impedir el plan siniestro de Chávez y los Castro?

 

VÉALO EN MI BLOG: http://elblogdeaquilesjulian.blogspot.com/2010/08/conoce-chavez-el-refran-de-ir-por-lana.html