domingo, 13 de abril de 2008

Jueces van a la ONU y plantean denuncia por ataque desde el FA

Organización de magistrados define hoy las medidas que adoptará. Las críticas a la Justicia recibió expresiones de rechazo en la bancada del Frente Amplio.

por EL OBSERVADOR
Versión para imprimir Enviar por email Estadísticas de la Nota Aumentar Original Reducir

Indignados por lo que consideran agresiones crecientes desde el Frente Amplio, los jueces manejan tomar medidas drásticas que van desde la denuncia penal por difamación hasta informar al relator de Naciones Unidas para la independencia judicial.

Cuando aún no se ha cerrado la herida por las acusaciones del Partido Socialista a la ex ministra de la Corte, Sara Bossio, por haber votado en contra del IRPF a las jubilaciones cuando estaba próxima a retirarse, el diputado del MPP, Esteban Pérez, fustigó al Poder Judicial en declaraciones formuladas ayer a Búsqueda.

Dijo que la Suprema Corte “juega para los ricos” e incluso señaló que es el Parlamento el que vota las venias de los ministros de la corporación y el que vota su presupuesto.

Esto ocurre en momentos en que en el Parlamento se desató la negociación entre oficialismo y oposición para acordar qué juez ingresará a la Corte a ocupar la vacante que dejó Bossio. Y empezó a correr el plazo para que la Suprema Corte defina si sortea los 365 expedientes del IRPF entre los 45 ministros de los tribunales de Apelaciones con el riesgo de que salgan sentencias contradictorias.

El presidente de la Corte, Jorge Ruibal, no quiso referirse a los dichos del diputado pero el tema será tratado hoy en el acuerdo entre los cuatro ministros.


Amnesia. El diputado del MPP afirmó en declaraciones que hizo al semanario Búsqueda, y ayer reiteró a otro medios, que la Suprema Corte y los jueces “se ve que han tenido repentinos ataques de amnesia y se olvidan de que algunas venias se votan acá donde estamos los representantes del pueblo”.

Las declaraciones de Pérez no sólo convulsionaron el ambiente judicial, también generaron alarma en el Parlamento. El diputado blanco Jorge Gandini anunció que el próximo miércoles pedirá que la Comisión de Hacienda se pronuncie sobre esas declaraciones y cite al parlamentario para saber “si se anima a reiterar ese tremendo disparate”. “Queremos saber si el Frente Amplio respalda a este tupamaro que tiene una visión de la justicia que se acerca mucho a la justicia militar”, afirmó.

El líder del Partido Independiente, Pablo Mieres, dijo que “nunca había escuchado un disparate contra la institucionalidad tan grande como este“. Agregó: “Repite lo que vienen diciendo sus jefes contra la Corte. Los de abajo lo dicen a su manera, pero lo piensa toda la izquierda. Esto tiene que parar”.

En el oficialismo los legisladores se excusaron de hacer declaraciones pero por lo bajo hubo cuestionamientos y malestar. El senador Carlos Baráibar (Asamblea Uruguay) fue el único que afirmó que las declaraciones de Pérez fueron “absolutamente inoportunas y fuera de lugar”.

La Asociación de Magistrados resolverá hoy en su reunión semanal qué camino toman para responder. Su presidenta, Anabella Damasco, planteará poner el asunto en conocimiento del relator de Naciones Unidas para la independencia del poder judicial.

El gremio de los funcionarios judiciales le exigió al diputado que se retracte. “No puede ser rehén todo un poder del Estado de un diputado que considera que si el fallo es bueno le favorece y si es malo lo va a castigar“, dijo el secretario del gremio Raúl Vázquez.

“No le oímos al diputado decir nada cuando el Goyo Álvarez fue preso. Esos mismos jueces fueron los que pusieron presos al Goyo Álvarez y a muchos violadores de los derechos humanos”. “Son absolutamente infelices, no estamos de acuerdo para nada”, agregó.

Contactos. Por otro lado, el oficialismo y la oposición empezaron una ronda de contactos para nombrar un ministro en la Corte. Tanto en el Frente Amplio como en el Partido Nacional no hay unanimidad interna sobre qué postura tener ante la vacante en la corporación.

En ambos partidos políticos algunos creen que hay que apurar la elección y designar a alguien de forma rápida, pero también hay quienes sostienen que no hay que hacer olas y se debe dejar pasar los 90 días para que se llene la vacante automáticamente.
Fecha de actualizado: 11/Abr/2008