jueves, 14 de febrero de 2008

Re: No robar, al Estado no le gusta la competencia

Hemos publicado vuestro mensaje en el http://forodeleydelacoso.blogspot.com/
Muchas Gracias por el aporte

----Mensaje original----

De: flashes2008culturales@gmail.com
Fecha: 09/02/2008 14:11
Para:
Asunto: No robar, al Estado no le gusta la competencia

Para análisis y debate - Círculo de Estudios IV

--------------------------------------------------------------

No robar, al Estado no le gusta la competencia

* Los gobiernos nos expolian con impuestos hasta niveles insospechados.

* Los impuestos son confiscatorios y distorsivos.

* Impera el salvajismo más atroz fruto de la omnipresencia estatal.

* El Estado es parte del saqueo, cuando no el que lidera el saqueo.

* Indigna escuchar a recaudadores de impuestos sobre la inmoralidad de no pagar los impuestos, mientras el despilfarro de los fondos públicos es cosa de todos los días. ¿Con qué autoridad moral se exige tanto cumplimiento impositivo si el Estado despilfarra descaradamente?

* No hay comportamiento más inmoral que el de quitarle el fruto del trabajo a la gente para despilfarrarlo en subsidios, prebendas, corrupción y burocracia.

* Proteccionismo, subsidios, dirigentes sindicales que usan la amenaza como forma de "conquistas" sociales, dirigentes políticos que pueden formular las declaraciones más descaradas sin que se les mueva un pelo mientras usan el dinero de los contribuyentes?

Los siguientes comentarios del analista argentino Roberto Cachanosky (www.economiaparatodos.com.ar) son, en muy buena medida, aplicables, análogamente, a nuestro Estado y a todos aquellos otros Estados que se caracterizan por la vorágine impositiva, el clientelismo, la corrupción y el despilfarro de los fondos públicos.

Analicemos algunos de ellos:

Afirma Cachanosky que "la trampa y el saqueo han reemplazado a la cultura del trabajo y del esfuerzo".

"Los escándalos de corrupción que surgieron en los últimos tiempos hubiesen hecho caer al gobierno de cualquier país medianamente organizado. Y si el gobierno no hubiese caído, seguramente se habría visto en serios problemas, con renuncias de funcionarios relevantes y magros resultados electorales. Sin embargo, pareciera ser que, si bien la gente repudia casos como los de Skanska, la bolsa de plata de Micelli, las valijas de Antonini Wilson o tantos otros que podríamos nombrar, decía, si bien la gente parece repudiarlos, es como si los aceptara como un dato de la realidad. No los aprueba, pero tampoco sale a hacer marchas por la calle para repudiar semejantes cosas. Evidentemente, el argentino se ha acostumbrado a ciertas reglas de juego perversas y solo se produce alguna reacción social de envergadura cuando a la gente le meten la mano en el bolsillo ?como fue el caso del corralito? o cuando se produce algún estallido inflacionario. Nos hemos acostumbrado a vivir bajo reglas tramposas donde todo es cínico y mentira.

IMPUESTOS CONFISCATORIOS

Los gobiernos nos expolian con impuestos hasta niveles insospechados. Esas delirantes cargas tributarias siempre son presentadas como impuestos que tienen que cobrarse en nombre de la justicia social, sin embargo, todos saben que ni el dinero va a parar a los destinos sociales que dicen asignarse, ni la gente paga todos los impuestos que tiene que pagar. Salvo en contados casos el contribuyente paga todo y es cuando éste tiene una alta exposición pública o por la envergadura de la empresa se hace imposible evadir.

Desde el punto de vista fiscal todo es una mentira. Los impuestos son confiscatorios y distorsivos, la plata que se recauda se pierde en los pliegues de una burocracia que tiene que sobrevivir a cualquier costo, cuando no se destina a financiar actos de corrupción o clientelismo político. La información que acaba de dar el nuevo jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sobre los ñoquis que descubrieron, es solo un pequeño botón de muestra de lo que son la administración pública nacional, provinciales y municipales.

La creencia popular es que la economía de mercado es igual a la ley de selva, según la cual unos se matan a otros para sobrevivir. La realidad es que las reglas que imperan en la Argentina, que lejos están de ser las de una economía de mercado, son justamente equiparables a la ley de la selva en el que el más fuerte se devora al más débil o, si se prefiere, donde impera el salvajismo más atroz fruto de la omnipresencia estatal.

Proteccionismo, subsidios de todo tipo, dirigentes sindicales que usan la amenaza como forma de "conquistas" sociales, piqueteros con fuerzas de choque, dirigentes políticos que pueden formular las declaraciones más descaradas sin que se les mueva un pelo mientras usan el dinero de los contribuyentes para establecer sus esquemas de poder, gente que se siente con derecho a que otro le pague la vivienda sin explicar porqué el otro tiene esa obligación, pedidos para que se creen bancos que le den créditos baratos a determinadas empresas. En definitiva, los argentinos nos acostumbramos a vivir bajo un sistema que en vez de crear riqueza, la destruye. Vivimos en un saqueo generalizado y, lo peor, es que un gobierno atrás de otro ha estimulado ese sistema de vida, siendo el Estado, obviamente, parte del saqueo, cuando no el que lidera el saqueo.

Causa indignación escuchar a algunos recaudadores de impuestos formulando discursos sobre la inmoralidad de no pagar los impuestos, mientras la corrupción y el despilfarro de los fondos públicos es cosa de todos los días. ¿Con qué autoridad moral se exige tanto cumplimiento impositivo si el Estado despilfarra descaradamente los impuestos y, encima, se da el gusto de no informar sobre cómo los gasta? No hay comportamiento más inmoral que el de quitarle el fruto del trabajo a la gente para despilfarrarlo en subsidios, prebendas, corrupción y burocracia, gracias al monopolio de la fuerza que detenta el Estado.-


Servicio de Difusión Selectiva de FLASHESCulturales

Dir. Resp.: Prof. Alexander TORRES MEGA

Noticias, documentos y opiniones

referentes a cuestiones educativas y culturales.

MEC 114-84-8231 *Reg. Ley Imp. T. VII, Fo. 296

Domicilio: Anzani 2008 ? CP 11600 ? Montevideo, Uruguay

Tel/faxes: (598-2) 481 06 94 y 480 21 91 - Celular 099 666 091

E mail: FlashesCulturales@adinet.com.uy


2008: ALERTAR ? ESCLARECER - DOCUMENTAR ? DENUNCIAR ?

R E S I S T I R

CÍRCULOS de ESTUDIOS para JÓVENES BACHILLERES

25 al 29 de FEBRERO

ANÁLISIS DE CADA UNO DE LOS

OCHO TENTÁCULOS del PULPO IDEOLÓGICO

Obrando como siempre al servicio de la opinión pública, por la causa de la Educación y la Cultura,

FLASHESCulturales procura esclarecer y defender los principios y valores perennes de la Civilización Occidental y Cristiana frente a la agresión psicopolítica del marxileninismo en sus variantes actuales.

Nadie puede defender lo que desconoce ni combatir aquello que ignora.

Debemos aspirar a conocer y defender la verdad y, en consecuencia, a combatir los errores que se le oponen.

El marxileninismo es un veneno letal para el alma. Para obtener un antídoto eficaz es preciso conocer el propio veneno que procuramos combatir.

La formación doctrinaria, por encima de la casuística, es de la mayor trascendencia. Por ello, intentamos formarnos en el plano de las ideas y, desde allí, iluminar el análisis de los hechos para orientar la acción.

Reconforta ver que muchos de quienes han participado en nuestros Seminarios, están actuando hoy -con la mayor convicción- en la primera línea de la resistencia ante la dominación izquierdista en distintas áreas del quehacer nacional.

Los interesados en participar, pueden comunicarse, por consultas e inscripciones, a los

Telefaxes (598-2) 481 06 94 - 480 21 91 o mediante

E mail: FlashesCulturales@adinet.com.uy

Nuestra sociedad sufre una verdadera agresión psicopolítica.

Se encuentra jaqueada por las patotas político-sindicales y bombardeada por la maquinaria propagandística del marxismo.

Amordazada por los 'mass-media', entregada a la izquierda por los políticos demagogos, confundida por la aparente moderación de muchos de sus enemigos, la mayoría silenciosa y silenciada está desalentada por el derrotismo imperante que pretende presentar la dominación marxista como irreversible.

El pulpo que nos amenaza es un octópodo muy voraz... de mentalidades. Sus ocho brazos musculosos, ubicados en torno a su boca, facilitan la captura de las presas a las que devora con rapidez. Posee tentáculos provistos de ventosas para poder adherirse y aprisionar a sus víctimas. NO es fácilmente perceptible a simple vista.

El cefalópodo rojo vive oculto en el fondo del mar de la confusión, de la pseudodefensa de los derechos humanos, de la desinformación, de la aparente filantropía y de la moderación teatral que esconde la radicalidad más perversa.

Los ocho tentáculos de este pulpo ideológico que están aprisionando a diversos sectores sanos de la población:

1. MEDIOS de COMUNICACIÓN MASIVA (manipulación mediática ? mecanismos "megáfono" y "mordaza")

2. PSEUDODEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS

3. AGITACIÓN POLÍTICO-SINDICAL

4. PROSELITISMO POLÍTICO Y RECLUTAMIENTO EN LA ENSEÑANZA.

5. La denominada IZQUIERDA "CATÓLICA"?

6. ONGs. FORO de SAN PABLO, FORO SOCIAL..., "SIN TIERRA","SIN TECHO", "SIN..." (lo que sea).

7. CULTURA "POPULAR". "arte", teatro, canto, murga, "comicidad", etc.)

8. TÉCNICAS PARA INDUCIR ACTITUDES ENTREGUISTAS Y SUICIDAS (pasividad, apatía, optimismo ingenuo, ceguera, torpeza, debilidad cómplice, derrotismo y colaboracionismo de la cúpula política, empresarial, militar, etc.).

Este pulpo rojo es plaga nacional y está perjudicando gravemente la salud moral e ideológica de la población.

El antídoto eficaz para su veneno resultará de combinar

CLARIDAD DOCTRINARIA, VERDAD COMPLETA y MEMORIA TOTAL

"FLASHESCulturales" insiste en la necesidad de esclarecer y reafirmar con el mayor énfasis:

? la existencia de derechos individuales que son anteriores y superiores al Estado.

? la necesidad de limitar el poder y la intervención del estado para rescatar la libre iniciativa individual, hoy coartada por el dirigismo estatizante, masificante, colectivista y totalitario.

? el rechazo al castrochavismo y a la cubanización "lenta y gradual" pretendida por la izquierda

? la legitimidad de la lucha librada contra el terrorismo subversivo que practicaron las organizaciones guerrilleras.

Tanto para acceder al gobierno como para consolidarse en él, la izquierda necesita captar la adhesión de quienes se ubican en el centro del espectro político-ideológico. Para ello, modera su prédica, gira discursivamente al centro ocultando su radicalidad y simulando ser respetuosa de derechos y libertades.

Pese a que la mitad de la población resistió las maniobras propagandísticas del marxismo y rechazó a la izquierda en las urnas, gracias a una pequeña diferencia de votos, hoy tenemos instalado un gobierno que, maniobrando demagógica e hipócritamente, procura ir haciendo gradual y progresivamente más nítido su signo dirigista, socialista y autoritario.

La oscuridad de la noche empezó a caer. Es previsible que pronto sea mucho más espesa. Debemos contribuir para que un nuevo amanecer llegue cuanto antes. Para ello, hay que influir en los diversos sectores de la denominada "opinión pública" y actuar, -siempre dentro del marco jurídico vigente- para encauzar a los segmentos sanos de la población por la senda de la

R E S I S T E N C I A

******************

Se autoriza a reenviar o reproducir nuestros mensajes por el medio que se desee, con excepción de nuestras "Cartas Reservadas" y "Flashes Confidenciales" que seguirán teniendo circulación restringida.

FLASHESCulturales actualiza permanentemente su sistema de envíos.

De personas amigas recibimos cotidianamente listados de direcciones para que enviemos nuestras publicaciones. Si lo desea, puede indicarnos a quienes cree que convendría enviárselas porque presume que las recibirían con interés y simpatía.

Importa que confirme con ellas su deseo de recibir nuestros mensajes.

Quienes deseen recibir regularmente FLASHESCulturales, deben hacernos llegar un mensaje cuyo asunto diga SUBSCRIBIR flashes.subscribir@gmail.com

NO SPAM - si en algún momento, por duplicación errónea o por cualquier otro motivo, prefiere que cancelemos todo envío nuestro a su dirección, lo haremos inmediatamente. En tal caso, basta con enviarnos un mensaje cuyo asunto diga BORRAR y tenga como remitente la misma dirección a la cual le hemos enviado y que desea remover.

Aprovechamos esta ocasión para agradecer la atención que dedica a nuestros envíos, disculparnos si es que le ocasionamos alguna molestia y saludarle muy cordialmente

Prof. Alexander TORRES MEGA

Dir. Resp. de FLASHESCulturales

E mail: FlashesCulturales@adinet.com.uy